DESTROYER NOISE

destroyer 1

Sueños y problemas
Hay conciertos así, sugerentes y expansivos. No importa el playlist, hay otra trama que percibir entre las miradas, las actitudes, la camadería que se palpa entre los integrantes del grupo, cómplices elegidos tomando en cuenta esas variables a las que nos enfrenta la vida. Welcome to the Destroyer Cofradía.
Un cantante tímido, que se asombra -sin un mínimo rasgo de cinismo- cuando el público lo recibe con aplausos y chiflidos. Lo sabe, lo intuye: él escribe canciones que luego canta (¿eso es algo extraordinario? Para él no, es lo que hace y nada más).  Parado frente al micro, la distancia con el público es mínima (una plataforma de unos 70 cms, lo que mide una bocina de tamaño medio es lo que se interpone entre nosotros). Empatía.
Al inicio, una mezcla fatal en la mixer hace que los menos arrojados dan algunos pasos atrás (eso y los olores concentrados de un par de chicas from Ohio & NYC o el de los enomes rusos indies de al lado). Estoy acostumbrado al campo de batalla, así que me quedo tranquilo en mi posición de primera fila, frente a un Dan Bejar que parece maestro de prepa llegando a casa tras una jornada atroz, con la camisa de rayas desfajada, los levis manchados de tinta y el cabello desordenado. Lo cotidiano en el escenario.
Hay quien habla de humor y sátira, hay quien se focaliza en la multitud de evidentes recursos poéticos, hay quien menciona a Bowie, hay quien habla de lo canadiense como reducto hipster. Yo no, prefiero imaginarme otras coordenadas y entornos más sentimentales. Los ojos cerrados del vocalista, el contrapunteo de la segunda guitarra, el bajo de estoicismo cool, los teclados glam y distraídos, la batería sonando como el pulso vital de un viejo corredor de fondo que se acerca a la meta.  Lo que sale de las bocinas es algo sucio, algo humano, algo que me atrapa y no me suelta, algo que detona el viaje. Ráfagas de felicidad.

destroyer en el casbahlos musicos

A veces el personal pide sus canciones favoritas (no, no las tocará. God dammit!). A veces el tecladista, que tiene un aire a lo Ross de Friends, o el guitarrista, que imagino ha de ser el más drunkie, bromista y enrollado de todos, toman el micro para servir de conector con el público ante el cuasi autismo de su líder. Algo se pierde en la traducción pero, al mismo tiempo, eso mismo me hace imaginar otras historias paralelas a ésta que sucede aquí y ahora.
Conforma avanza el concierto, el sonido mejora. Ya estoy totalmente dentro. Me gustan las canciones en las que la voz es una instrumento más, las subidas de tono, los quiebres, los murmullos. Hay algo de folk singer, de viñetista sonoro, de préstamos casi imperceptibles del punk y una línea que los conecta al indie rock más intenso de los noventa. Es esto un revival? No lo sé y, en realidad, eso no importa gran cosa.  
La última canción pone el listón muy alto. El encore -dos temas- ponen la guinda. Soy feliz entre los coros paparapapa pow y ua ua uaaauaaa, entre la distorsión que trae a la memoria los mejores momentos de aquel glorioso noise pop, al tratar de descifrar una letra perdida en la tormenta de instrumentos a nivel 11 que ni cuenta me doy que aquello termina y que no puedo ni escuchar, a pesar de que estoy viendo la acción, el ruido de los aplausos. Destroyer, mellow noisy music.

dan bejar is a destroyer

pd: El playlist estaba a un metro de distancia. Era una de esas hojas de hotel (Qualitty Inn? Ramada Inn? no alcancé a distinguir). Pensé en subirme al escenario y tomar la hoja que reposaba arriba del amplificador para incorporarla a las otras playlists que he logrado conseguir. No supe que me detuvo a hacerlo, pero no logré vencer ¿mi miedo? ¿perder lo cool y verme muy fan? Salí inquieto del Casbah. Hablé un minuto con Ted, el tecladista; de reojo, veía como los otros miembros de la banda hacian lo mismo con el público entusiasmado por el concierto. Camino al auto, vimos a Mr Bejar casi escondido detrás de una SUV, fumando. Bonito es cuando un artista así, tan tímido como honesto, te dice “Good night”.

Destroyer @ The Casbah, San Diego.

Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

2 comentarios

  1. destroyer es fascinante, el músico enigmático te atrapa por alejarte con su silencio. que la música sea tan accesible, tan cantable, siempre me ha intrigado. lo que es y lo que hace son cosas opuestas.

    Responder
  2. Qué contraste, sí, lo que noto por esta hermosa crónica y por el comentario. Es insólito y me inquieta. Desconocía a Destroyer hasta que vine aquí.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Páginas

  • CN SAYS




    Aquí nos encontramos los que escupimos y cupimos, los que dejan abierta la puerta y sonríen como farolitos. What’s happen now? [sic] Alguien tenía que poner on-line el cruel circo de anuncios fortuitos. Detonar la bomba, porque sí y porque ya no hay tiempo para agobiarse, la pena ajena nunca fue un pretexto, tan sólo un yield de liga intertextual. Una falsa esperanza. Cómplices, cercados, envueltos en celofán y cristal, arropados por la inconsciencia, bendecidos por el alcohol y esa cosa siniestra [voluntad propia]. ¿Vamos a explotar o qué? Necesitamos algo más que inseguridad, necesitamos dinamitar la ciudad. (Ubertrip, Moho 2003)


  • mayo 2008
    D L M X J V S
    « Abr   Jun »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • MICROTEXTOS

    • Eras el rey del glam. 2 years ago
    • 328. Por ejemplo, hoy me siento enojado contigo, con la circunstancia de tu viaje sideral. Tsss 2 years ago
    • 327. Busco en la bandeja de entrada algún rastro de ti y me encuentro con un abrazo tuyo de finales de 2007. Lo tomo de nuevo. 3 years ago
    • 326. ¿Life goes on? ¿Qué prisa tienes en dejar de sentir? 3 years ago
    • 325. A empty Absolut bottle, una fila de hormigas, calcetines sucios. Alguien llora en el baño. No alcanzas a ver: alguien ha roto el espejo 3 years ago
  • Entradas recientes

  • Comentarios recientes

    rs on del viernes
    mercadeo en linea on Apropiacionismo poroso
    Frases Para Reflexio… on Mensajes post-irónicos
    rs on un anticipo de lo que ven…
    Elizabeth Fiusha on un anticipo de lo que ven…
  • Posts Más Vistos

  • Categorías

  • CN ARCHIVES

  • El pasado inmediato

  • Meta

  • LA ZONA FANTASMA radio show

A %d blogueros les gusta esto: