ian, eisac & pablo

texturas 

A veces la vida es tan injusta. Ni siquiera nos permitió encariñarnos con ellos antes de decidir que su tiempo había terminado. Seis minutos no es nada. O lo es todo si quieres sobrevivir. Demostraron que el espíritu de lucha es algo familiar, que hacemos hasta lo imposible por vivir nuestra vida aunque las condiciones nos sean contradictorias.  Sin embargo, cosa de suerte o del destino o de Buda o de Dios, ninguno de los tres lo consiguió. 

Uno, después de escuchar la historia, puede imaginar tantas cosas. El martes de esa semana hubo celebración en casa. El entusiasmo era evidente, un par de meses y aquel trío tan esperado estaría ya con nosotros. El viernes todo era preocupación y para el sábado, una terrible realidad nos estrujo el corazón a todos.

¿Qué puedes hacer en ese momento? Cualquier palabra resulta inútil, ninguna puede contener ese sentimiento más allá de la tristeza que a todos nos embargaba.  Soy demasiado empático pero aún así no puedo ni imaginar el tamaño del dolor de mi hermano y su esposa. Por primera vez en muchos años, lloré (sólo, intentando armar en mi mente un guión que me permitiera entender y avanzar rápidamente). Lo logré a medias.

 Ian, Eisac & Pablo, we love you.

Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Páginas

  • CN SAYS




    Aquí nos encontramos los que escupimos y cupimos, los que dejan abierta la puerta y sonríen como farolitos. What’s happen now? [sic] Alguien tenía que poner on-line el cruel circo de anuncios fortuitos. Detonar la bomba, porque sí y porque ya no hay tiempo para agobiarse, la pena ajena nunca fue un pretexto, tan sólo un yield de liga intertextual. Una falsa esperanza. Cómplices, cercados, envueltos en celofán y cristal, arropados por la inconsciencia, bendecidos por el alcohol y esa cosa siniestra [voluntad propia]. ¿Vamos a explotar o qué? Necesitamos algo más que inseguridad, necesitamos dinamitar la ciudad. (Ubertrip, Moho 2003)


  • junio 2008
    D L M X J V S
    « May   Jul »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930  
  • MICROTEXTOS

    • Eras el rey del glam. 2 years ago
    • 328. Por ejemplo, hoy me siento enojado contigo, con la circunstancia de tu viaje sideral. Tsss 2 years ago
    • 327. Busco en la bandeja de entrada algún rastro de ti y me encuentro con un abrazo tuyo de finales de 2007. Lo tomo de nuevo. 3 years ago
    • 326. ¿Life goes on? ¿Qué prisa tienes en dejar de sentir? 3 years ago
    • 325. A empty Absolut bottle, una fila de hormigas, calcetines sucios. Alguien llora en el baño. No alcanzas a ver: alguien ha roto el espejo 3 years ago
  • Entradas recientes

  • Comentarios recientes

    rs on del viernes
    mercadeo en linea on Apropiacionismo poroso
    Frases Para Reflexio… on Mensajes post-irónicos
    rs on un anticipo de lo que ven…
    Elizabeth Fiusha on un anticipo de lo que ven…
  • Posts Más Vistos

  • Categorías

  • CN ARCHIVES

  • El pasado inmediato

  • Meta

  • LA ZONA FANTASMA radio show

A %d blogueros les gusta esto: