jueves distrito federal

 

I.
Un viaje mal programado; eran (in)necesarias esas escalas que, de algún modo, sirvieron para enterarme de la vida de tres personajes que iban derrotados de regreso a casa.
1) Un cocinero en LA con destino a uno de los cientos de pueblos oaxaqueños, con las marcas de quemaduras en los brazos, la borrachera punzante de dos días, con los bolsillos semivacíos y el miedo expresado en la captura de su roomate por coke díler. Contando acerca del hijo que estudia “esas cosas de la computadora” y preguntándome si era acapulqueño (mi primer stop). 
2) Un joven treintañero, ya veterano del asunto de la emigración a golpe de salto de barda (3 ocasiones, desde el 92). Paso de trabajador en la construcción de un hotel a cuidador de ranchos, de manipulador de maquinaria pesada a jardinero, de limpia-albercas a trabajar en la pizca.  Me contó la razón por la que NUNCA compraría una lata de tomate procesada por Del Monte o cualquier otra compañía que le compre a esa. Iba para Apatzingán, tomaría un taxi que le cobraría unos 70 pesos para llegar a su hogar. Me pregunto que si era chilango (mi siguiente parada era Toluca).
3) El último fue un instalador de paredes y cuestiones eléctricas. No había comprado su boleto, me pregunto si me había salido más barato por internet. Tuvo que dejar escondidas detrás de una máquina de sodas, unas pinzas y una navaja corta-uñas que los aduaneros ni en el equipaje registrado le permitieron llevar. Me conto de las obras importantes en las que ha participado (entre ellas, la restauración de un big hotel en Monterrey) y del mes que se paso sin hacer absolutamente nada (mi siguiente parada era el Distrito Federal).

II.
Camino al Centro de Lectura Condesa. El taxista selecciona una ruta infame que, además de hacerme pagar más, consigue estresarme (a eso, je je, añadánle el calor, el tráfico lentísimo, el ruido de la ciudad). Me gusta el CLC, es un lugar amable y acogedor (aunque la gente diga que siempre está vacío). 
Mi presentación era hasta las 5pm, lo que me dio tiempo de ir a comer a un lugar cercano con my friend HZ. De regreso, vimos a my old pal CAGV (aka Mr Crunch ediciones). Ya en el CLC salude a unos cuantos amigos que llegaron por ahí y unos minutos después de la hora fijada, dio inicio la charla. 
Me sentí a gusto hablando de mis escritores favoritos, de mis temas favoritos, de los nuevos escritores que sigo y de lo que espero de la literatura. De mis hábitos de lectura, de como escribo, de como trato de divertirme haciendo lo uno y lo otro y, al mismo tiempo, mi intento por reflexionar sobre los dos procesos. La charla estuvo interesante, con una buena ronda de preguntas y mejores comentarios. Btw, me tomaron un bonche de fotos y grabaron la plática para el archivo del CLC (quiero una copia!). 

III.
Ya en plan party, tomamos la ruta directa a la Roma HZ, CAGV, mi amigo Óscar García y yo para caer en el Mellizo lonch (si, hermano del célebre Mestizo). Aguanté un par de horas, estaba super cansado y después de charlar un rato con mis anfitriones (de pasadita, saludé a Toño Arango -aka, uno de los dueños del Mellizo-que tenía años sin ver, desde aquella visita que hizo a Tijuas).

Entrada anterior
Deja un comentario

2 comentarios

  1. dulce

     /  septiembre 30, 2008

    yo quiero saber sobre los tomates del monte.

    Responder
  2. De hecho fue intenso. Si hubiera una grabación para que se escuche vía podcast sería un logro.

    Hablando de grabaciones, ¿sigue saliendo las emisiones radiales de los viernes?
    qué barbaridad, se me fue la dire, ¿la das?

    Salutes.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Páginas

  • CN SAYS




    Aquí nos encontramos los que escupimos y cupimos, los que dejan abierta la puerta y sonríen como farolitos. What’s happen now? [sic] Alguien tenía que poner on-line el cruel circo de anuncios fortuitos. Detonar la bomba, porque sí y porque ya no hay tiempo para agobiarse, la pena ajena nunca fue un pretexto, tan sólo un yield de liga intertextual. Una falsa esperanza. Cómplices, cercados, envueltos en celofán y cristal, arropados por la inconsciencia, bendecidos por el alcohol y esa cosa siniestra [voluntad propia]. ¿Vamos a explotar o qué? Necesitamos algo más que inseguridad, necesitamos dinamitar la ciudad. (Ubertrip, Moho 2003)


  • septiembre 2008
    D L M X J V S
    « Ago   Oct »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930  
  • MICROTEXTOS

    • Eras el rey del glam. 2 years ago
    • 328. Por ejemplo, hoy me siento enojado contigo, con la circunstancia de tu viaje sideral. Tsss 2 years ago
    • 327. Busco en la bandeja de entrada algún rastro de ti y me encuentro con un abrazo tuyo de finales de 2007. Lo tomo de nuevo. 3 years ago
    • 326. ¿Life goes on? ¿Qué prisa tienes en dejar de sentir? 3 years ago
    • 325. A empty Absolut bottle, una fila de hormigas, calcetines sucios. Alguien llora en el baño. No alcanzas a ver: alguien ha roto el espejo 3 years ago
  • Entradas recientes

  • Comentarios recientes

    rs on del viernes
    mercadeo en linea on Apropiacionismo poroso
    Frases Para Reflexio… on Mensajes post-irónicos
    rs on un anticipo de lo que ven…
    Elizabeth Fiusha on un anticipo de lo que ven…
  • Posts Más Vistos

  • Categorías

  • CN ARCHIVES

  • El pasado inmediato

  • Meta

  • LA ZONA FANTASMA radio show

A %d blogueros les gusta esto: