Punk girl, 1983.

20130724-132437.jpg

Una de mis fotos favoritas de 1983.

Anuncios

De revistas y prensa musical

Hace unos meses el periodista Juan Carlos HIdalgo me pidió mi opinión sobre la prensa musical mexicana para un artículo que saldría al respecto en el número 100 de la revista Marvín. Sólo se coló uno de mis respuestas en el texto final. Aquí van mis respuestas.

 

¿Qué revistas de rock hechas en México recuerdas? Mi primer acercamiento con la prensa musical mexicana fue a principios de los Ochenta. De esa primer época recuerdo comprar con relativa frecuencia Acústica, Sonido y Conecte. Luego, haciendo arqueología conseguí ejemplares de Pop, La Piedra Rodante y México Canta, entre otras reliquias de los early 70.
En mi colección tengo casi todos los ejemplares de La Mosca en la pared, La Banda Rockera, Marvin, la primera época de Rolling Stone México, No Cover, At/syber, Ruido, Sonika, Nuestro Rock, Lengua, Switch, Codice Rock, El Perro Salado y muchas otras que sólo editaron un par de números.
Mis revistas mexicanas favoritas de todos los tiempos: Sonido (1982-1985), La Banda Rockera, At/syber.

¿En cuáles has colaborado? Curiosamente no he colaborado en muchas revistas musicales, han aparecido textos en publicaciones como Planeta X, Pulse Latino (a revista de Tower Records México), Generación y Replicante, entre otras. He visto reprints de mis artículos, reseñas y entrevistas en mogollón de fanzines y sitios en Internet.

¿Cuáles crees que han hecho un mejor papel, por qué? Sería muy duro juzgar bajo el mismo cuchillo a todas. Si hablo a nivel personal, cada una, en su momento, me daba cierta dosis de información que no encontraba en la prensa inglesa, americana y sudamericana que consumía por esos años (de NME, Melody Maker, Smash Hits o Sounds a Creem, Spin, Rolling Stone u Option a Pelo y Esquina).
Conecte tuvo en los primeros ochenta una columna espléndida de música alternativa llamada: Movimientos Alterados. Sonido era un oasis: en sus páginas descubrí la escena indie de La Movida Madrileña en su momento de esplendor. La Banda Rockera, con todo y sus fallas estilísticas, era una puerta siempre abierta al underground más bizarro (además, su humor involuntario era un plus).
De las otras revistas me acuerdo más de los plagios, de su obsesión por el pasado, la falsa mitificación y un enredoso sentido de lo vital o trascendental o el caer, casi siempre con delay, en la trampa del hype o el flavour of the month tan común en la prensa inglesa.

¿Reconoces una tradición en México en el periodismo musical? Si hay una tradición, pero no me gusta ni comparto sus propósitos, bagaje ni ilusiones. Hay una fuerte descontextualización y una aspereza más inclinada al golpeteo a ciertas figuras (que pueden tener éxito o no) que a la crítica sustentada en argumentos. Además, hay una cuestión de lenguaje que va de lo desfasado (ese revisionismo perpetuo del lenguaje de La Onda) al valemadrismo impostado e importado del Vice noventero. No hay una línea de periodismo musical de investigación, salvo en ciertos fanzines que son la excepción a la regla.

¿De qué periodistas/escritores te acuerdas? De los que respeto? Walter Schmidt, David Cortés, Federico Arana y José Agustín. Más recientemente, mis escritores musicales favoritos son/han sido/serán Ejival y Javier Fernández.

¿Hay algún diario que crees que ha contribuido a esta tradición? En Tijuana colaboré durante años en varios diarios con columnas semanales, no sé si habrá tenido repercusión o no, pero era uno de los pocos espacios ganados para el rock local y anexas. En el caso de la prensa nacional, sólo recuerdo a Víctor Roura en El Financiero y algún otro en aquella aventura llamada El Nacional.

¿Cómo eran las publicaciones de rock de décadas pasadas en comparación con las actuales? Los servicios de información eran menos inmediatos y algo más precarios. Eran pocas y ahora la oferta se multiplica con los blogs y las web zines. Ahora el espectro musical que se cubre es más diverso y mucho más visible hasta la escena más nueva y minúscula. No soy nada nostálgico, siempre he apostado por el ahora. Me gustaría más rigor periodístico, menos cultura de fan en la prensa seria (en los fanzines, eso se celebra, eh).

¿Recuerdas algún artículo que leíste y te haya impactado? ¿Puedes describirlo? El primer informe del nuevo pop español en Sonido, escrito por Rafael Tardio Zuasti en 1984. Todavía conservo el ejemplar. Recuerdo que de inmediato, sólo de ver las imágenes, me hice fan del Aviador Dro y de todos esos grupos estupendos que salieron en La Movida Madrileña. Convencí a un compadre de mi papá que viajaba seguido a España para que me trajera los discos. Bueno, me los consiguió en cassette.
También los artículos que escribía Jaime Keller sobre grupos post-punk en Sonido y la ya mencionada columna de Movimientos Alterados en Conecte.

¿En esta materia qué prefieres: el papel o la red? Sigo comprando revistas en papel, así que todavía lo prefiero. Sin embargo, mantengo al día mis bookmarks y archivos digitales de información musical vía feeds y antologías de artículos y reportajes que consigo en línea. Digamos que consumo por igual, papel y lo digital.

¿Crees que es benéfico que las franquicias de revistas norteamericanas, caso Rolling Stone o Filter tengan una versión nacional? No sé si esto sea benéfico o no, simplemente cubren las necesidades de cierto sector interesado en las cuestiones musicales que está anclado a ciertas marcas y contenidos. La tropicalización de propuestas que funcionan en otros mercados nunca me han llamado la atención, pero tampoco las descalifico a priori.

¿Qué tan importante es el presupuesto para hacer una publicación de rock que destaque? Bastante, aunque no es lo único que importa. Puedes hacer cosas grandiosas e interesantes sin mucho presupuesto, pero no por mucho tiempo. El mercado revistero es bastante cruel con propuestas que se salen de la norma y que difícilmente encontraran su nicho sin una inversión que apueste por ellas a mediano plazo.

¿De las revistas actuales, cuáles lees? Más que leerlas, colecciono revistas nacionales: sigo comprando los especiales de la historia del rock mexicano y la mayoría de las revistas musicales que se ofrecen en el stand revistero. De las extranjeras, me quedo con Rockdelux y Uncut.

Vas a leerme en Espiral

Read or die, pals

En la revista electrónica eSpiral aparece publicado mi  texto #postmediáticos (un ejercicio de escritura relacional que hago en Twitter acerca del acontecer cotidiano, desde lo íntimo a lo político, que me toca leer a través de las redes sociales). Parte social comment, parte diatriba, esta reflexión me permite sin decir claro a quien está dirigido el tuit, mucho de lo que pienso sobre determinadas situaciones sociales. Algo así.

Puedes leer el contenido completo de la revista aquí.

Postcards de lo cotidiano

A veces te das cuenta que TU único momento histórico importante e imperdible es el AHORA.

Postcards de lo cotidiano

A veces una mancha es lo que te separa de esos que, desde antes de empezar, han sido derrotados.

El Viejo Tijuana

Tijuanidad on-line

De la nada, apareció a principios de la semana en mi muro de Facebook un comentario que mostraba un post en un grupo público llamado El Viejo Tijuana. Soy muy curioso, así que hice clic en el link y empece a leer. Funny, nostálgico y entretenido. Pedí que me añadieran. Unas horas más tarde lo hicieron. Ahí empezó mi nueva adicción.
Leer sobre lo que otros consideran el viejo Tijuana es encontrarse con una serie de interpretaciones de nuestro arraigo y pertenencia a esta frontera. Subjetividad que distingue y diferencia desde épocas a clases sociales. Hay por lo menos tres generaciones de tijuanenses que participan activamente opinando y posteando fotos. Algunos hacen preguntas que tienen que ver más con una memoria mediática que con la vida en la ciudad, otros intentan tejer redes de comunicación con antiguos compañeros de escuela o exvecinos del barrio, la mayoría simplemente dispara sus recuerdos.  Unos y otros trazan y dibujan lo que ha sido/fue vivir en nuestra Tijuana a partir de la segunda mitad del S. XX.

Por eso no es sorpresa que el comercial de la tienda El Aguila sea uno de los recuerdos fijos en esa colectividad, o que la leche Jersey haya sido mencionada como el producto que más extrañan los tijuanenses cuando salen de viaje o emigran a otras tierras. Tampoco que “curada” sea elegida como nuestra palabra más representativa o que el punto de quiebre de la “Tijuana de antaño”  sea 1985. Mucho menos que nuestra franqueza, el sutil arte de la carrilla y el llamado a la tolerancia sea otra referencia habitual en los comentarios.  Bonito es.
Como toda comunidad virtual que se desborda, hay temas que se vuelven reiterativos cada vez que una nueva oleada de miembros entra a la misma.  Si a eso le agregamos unos curiosos personajes a medio camino entre los trolls y los haters de toda la vida que tienen como único propósito incordiar, provocar y alterar las dinámicas de conversación del grupo, este se torna por momentos algo explosivo, perdiendo ese sentido de compartir vivencias y recuerdos. Urge la figura activa del moderador y el señalamiento de principios básicos de interacción (que nada tiene que ver con la censura, sino con el sentido común) para que a quien los incumpla, le den cran (no los necesitamos, my friends).  El respeto es/debe ser nuestro valor supremo.

El Viejo Tijuana en FB.

Ceci Bastida video-interview

radiante audiovisual

Hace años, tras el final de la experiencia Radiante como publicación, decidimos pasar a una fase audivisual que lamentablemente, por causas fuera de nuestro control, no pudimos continuar. Este fue nuestro primer y único producto: una entrevista a Ceci Bastida, que hasta ahora permanecia inédita.

Video:  Sergio Brown F. / entrevista: RS

En mayo

Y mientras tanto…

Esto es algo de lo que estaré haciendo en mayo.

Miércoles 4 


Presentación del libro  Down & delirious in Mexico City. The Aztec Metropolis in the Twenty-First Century de Daniel Hernandez. Además  del autor, estaremos Derrick Chinn, Mauricio Cadena Aislie y yo haciendo comentarios del libro.
Freelance (Pasaje Rodríguez, segundo nivel), 8pm.

Sábado 7  
spanish pop deluxe
Noche esPop!  Selectores: mario supereit &  rafa dro.
Don Loope, 10pm. Free.

Sábado 14
Presentación del libro Extraños de Iván Farias. participaré en la mesa con el autor, Elizabeth Villa & Elma Correa.
Sala Federico Campbell del recinto de la 29 Feria del Libro Tijuana 2011, 1:30pm
Programa completo aquí.

Jueves 19
Presentación del Crossfader 2.0.
ICBC Rosarito, 7pm. Entrada libre.

Leo porque…

-¿Por qué leer? Leo para conocer algo que no sé, para sentir algo que tal vez nunca experimente, para vivir algo más que la vida monótona y cotidiana en la que a veces  estamos sumergidos. Leo porque siempre lo he hecho, porque en mí es mayor que la suma de  impulso y  necesidad.  Leo porque me divierte hacerlo, porque la lectura abre puertas y ventanas a mi mente, la disloca y coloca en otras coordenadas.  Leo porque soy demasiado curioso, porque me interesan ciertos temas y con ello construyo un edificio sustentable e inteligente a mi medida. Leo porque me encantan las descripciones, los detalles, la narrativa que envuelve y hace explotar algo más que emociones. Leo porque escribo y eso, para mí, es lo mismo.

¿Algún libro modificó tu vida? Soy de los que cree que cualquier experiencia interesante nos cambia la vida. Aunque sea un poco. A veces de manera imperceptible, a veces de manera fulminante. Así pues, hay libros que, en distintas etapas de mi vida, me han abierto caminos, zarandeado mi zona de confort y que funcionan como detonantes o quema-etapas.

Puedo citar un par de ejemplos: en la adolescencia, fueron muy importantes La Tumba de José Agustín y Demian de Hermann Hesse; ambos reflejan de algún modo un aspecto omnipresente en mi literatura: esa búsqueda interna entre la fiesta y la melancolía.  En otro momento han sido vitales American Psycho de Bret Easton Ellis y The Andy Warhol Diaries, que fueron por muchos años mis libros de cabecera. El último que ha dejado una gran impresión en mi fue Plataforma de Michel Houellebecq, una novela demoledora.

¿Qué estás leyendo ahora y por qué?
Soy un lector nada organizado, demasiado pragmático y otras veces muy caótico. Leo varios libros a la vez, empiezo a leerlos en cualquier página escogida al azar y cuando dejan de interesarme, brinco al siguiente y luego, si pienso que debo darle otra oportunidad, vuelvo a ese libro.

Ahora mismo descansan en mi cama los siguientes: Full zone de Carlos Ramírez Vuelvas, Confesión de un sicario de Juan Carlos Reyna, Mozipedia. The Encyclopedia of Morrisey and The Smiths de Simon Goddard y The North will rise again. Manchester Music City (1977-1996) de John Robb.

¿Por qué? Me interesa mucho leer a mis contemporáneos, saber qué temas les apasionan, su uso/manejo del lenguaje y cómo estructuran su postura intelectual en un mundo tan volátil como el nuestro.  Por otro lado, me encanta leer libros sobre música, tanto de corte académico como aquellos construidos a partir de historias orales; tan apasionado y curioso como soy, esto me sirve para entender algunas corrientes y subgéneros más allá del cancionero y sus protagonistas.

Vas a leerme en El Angel

El domingo 17 se publicó en la sección El Angel (del diario Reforma)  la entrevista que nos hizo Jesús Pacheco a Alex Castro ( jefe de redacción de la revista Círculo Mixup) y a mí acerca de las características de nuestra radio por internet ideal.  Este fue el resultado.

Radio a la carta

Se asegura que uno de los cambios que ha traído el fácil acceso en línea a opciones musicales ha sido la desaparición de intermediarios… Hoy, los músicos pueden hacer llegar su música directamente al escucha por las facilidades que otorga Internet. En ese escenario, ¿qué tendría que ofrecer una estación de radio? A esta pregunta, responden dos especialistas en el tema: Alex Castro, periodista, crítico musical y jefe de redacción de la revista Círculo Mixup, y Rafa Saavedra, escritor, catedrático y artífice del programa de radio Selector de frecuencias (Radio Universidad 1630 AM).

Alex Castro: El conocimiento de gente con experiencia que pueda opinar y, sobre todo, seleccionar esa música, hoy que las propias facilidades tecnológicas ayudan a que cualquiera haga y edite música, no siempre con los estándares de calidad y producción adecuados.

Rafa Saavedra: Lo que siempre debió ofrecer: calidad, claridad y calidez. Una opción distinta y diversa, abierta a las nuevas tendencias, a los nuevos contenidos e imaginativa en el modo de ofrecer esto y aquello. Pienso en información confiable, amena y puntual, una crítica sana y constructiva, olvidarse de lo hipster y antihipster para concentrarse en lo que importa: la música, la comunicación y la cultura. En mi estación de radio ideal, yo podría escuchar los radio shows de Rodney Bingenheimer, Juan de Pablos, Daniel Blumin y Jason Bentley, entre otros. Un eclecticismo elegante, confrontacional y contemporáneo.

Se menciona que mucha de la radiodifusión parece estar adoptando el esquema de los blogs musicales, que se limitan a poner links de videos o de canciones sin contenidos o comentarios críticos. ¿Les parece que es así?

Castro: Sí, algunos lo han hecho, pero en ningún caso me parece que renunciar a editorializar o criticar sea sano. La crítica, por dura que sea, casi siempre es constructiva. No creo en ese mundo utópico sin intermediarios entre los músicos y la gente.

Saavedra: No podría juzgar a toda una industria por algunos sectores que hacen eso, sin entender de fondo el formato mp3 blog. La radio que escucho está alejada de ese formato acomodaticio. A mí me gusta la radio musical que informa y comenta con una base de conocimiento, bagaje e innovación, la que marca pautas y no se conforma con seguirlas a destiempo, desenfocadas y sin contexto. ¿De la otra? Ni siquiera reparo en ella. Mejor escucho playlists armados vía bandcamp.com, blip.fm, lastfm.com, songza.com, hypem.com o spotify.com.

¿Qué debe tener una estación musical, ya bien radiofónica o por Internet, para convertirlos en escuchas frecuentes?

Castro: Mucha música nueva y algunos clásicos no tan obvios; información, dinamismo y, sobre todo, algo que ya no escucho en ninguna estación mexicana, tradicional o por Internet: diseño de imagen, producción y estilo. Tener un carácter bien definido.

Saavedra: Primero, en el sentido más elemental: que sea sincera en su programación, que no sea impostada la voz de sus locutores, que no vayan siguiendo tendencias, sino que las (re)inventen, que hagan que me emocione cada vez que escuche una canción nueva o vieja como cuando era adolescente, que no toquen el mismo set programa tras programa. Segundo, que haya una narrativa interesante, una postura frente a la audiencia, una actitud abierta y tolerante ante el caudal de música que emerge a cada instante.

Desde hace años ya no escucho estaciones de radio, escucho programas unitarios en diferentes estaciones de radio alrededor del mundo. He hecho mi carta programática personalizada bajo esa perspectiva. Por ejemplo: de México me gusta mucho lo que programa Altanoche (lunes 22:15-23:00 PST, http://www.radiosonora.com.mx), Static Radio (miércoles 21:00-23:00 PST, http://www.fusion.imer.com.mx y radioglobal.org) y, por supuesto, lo que se escucha a través de Selector de frecuencias (viernes 20:00-22:00 PST, sur.uabc.mx).

¿Mencionen los sitios web a los que suelan acudir cuando se trate de musicalizarles una tarde?

Castro: Sí, todos son blogs, ninguno de radio: The Hype Machine, Testpressing, Neonized, Freemusicarchive… ¡Y claro, Bandcamp, que es un buen sustituto de MySpace!

Saavedra: Tres imprescindibles, sobre todo en la noche-madrugada: WFMU, KALX, KSDT  (tambien mis amigos de Radio Global). Para informarme, tengo como 250 sitios y blogs en mi news feed, pero mis favoritos son Playground, RCRD LBL, Guardian Music, Club Fonograma , Absolute Noise, Italian Embassy, Off The Radar, Coast-is-clear y 20jazzfunkgreats.co.uk, entre otros. ¿Que combine las dos opciones? WFMU y su Beware of the blog; Radio 3 y sus blogs (www.rtve.es/radio/radio3).

.

  • Páginas

  • CN SAYS




    Aquí nos encontramos los que escupimos y cupimos, los que dejan abierta la puerta y sonríen como farolitos. What’s happen now? [sic] Alguien tenía que poner on-line el cruel circo de anuncios fortuitos. Detonar la bomba, porque sí y porque ya no hay tiempo para agobiarse, la pena ajena nunca fue un pretexto, tan sólo un yield de liga intertextual. Una falsa esperanza. Cómplices, cercados, envueltos en celofán y cristal, arropados por la inconsciencia, bendecidos por el alcohol y esa cosa siniestra [voluntad propia]. ¿Vamos a explotar o qué? Necesitamos algo más que inseguridad, necesitamos dinamitar la ciudad. (Ubertrip, Moho 2003)


  • octubre 2017
    D L M X J V S
    « Ago    
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
  • MICROTEXTOS

    • Eras el rey del glam. 2 years ago
    • 328. Por ejemplo, hoy me siento enojado contigo, con la circunstancia de tu viaje sideral. Tsss 3 years ago
    • 327. Busco en la bandeja de entrada algún rastro de ti y me encuentro con un abrazo tuyo de finales de 2007. Lo tomo de nuevo. 3 years ago
    • 326. ¿Life goes on? ¿Qué prisa tienes en dejar de sentir? 4 years ago
    • 325. A empty Absolut bottle, una fila de hormigas, calcetines sucios. Alguien llora en el baño. No alcanzas a ver: alguien ha roto el espejo 4 years ago
  • Entradas recientes

  • Comentarios recientes

    rs en del viernes
    mercadeo en linea en Apropiacionismo poroso
    Frases Para Reflexio… en Mensajes post-irónicos
    rs en un anticipo de lo que ven…
    Elizabeth Fiusha en un anticipo de lo que ven…
  • Posts Más Vistos

  • Categorías

  • CN ARCHIVES

  • El pasado inmediato

  • Meta

  • LA ZONA FANTASMA radio show